Slider

espacios slider









16 ago. 2013

Ame No Naka De cap 2


Capitulo 2: Descubrir que estás muerta no es nada agradable



Al ver aquella foto no tuve la fuerza para caminar, ni siquiera quería seguir en aquella casa, pero la información me era necesaria, ya que seguro que aquel chico venía para hablar sobre mí. Me contuve por unos instantes y me quedé allí para oír la conversación entre aquellas personas tan familiares. Hablaban con miedo, les temblaba la voz y casi no se oían. Yo me acerqué hacia ellos y me senté al lado de la mujer, y con mucha atención escuchaba lo que decían. Estaban hablando sobre una chica llamada Hikari de 16 años. Al poco tiempo empezaron a hablar de otra chica llamada Aki de 16 años, y según decían era la mejor amiga de Hikari, eran como hermanas e iban a la misma clase, del mismo instituto "Kyoma", después de la muerte de Hikari no se a vuelto a saber nada de ella, su familia aun tiene la esperanza de que la encuentren.Yo solo recuerdo las primeras vacaciones que pasé con ella.



Después de un minuto de silencio, la mujer le ofreció una taza de té al chico pero él no podía quedarse, su madre lo esperaba. El chico se despidió de la mujer con un abrazo y tras acto seguido se fue. Yo, tras oír toda la conversación, por lo menos averigüe que me llamaba Hikari y que una amiga muy preciada para mi había desaparecido. Pensé varias veces en ir a buscarla pero...no me acuerdo absolutamente de nada. Después de pensar en todo aquello, decidí marcharme  de allí. Esperé a que todos se acostaran y finalmente me fui. Cuando salí vi a aquel chico que había estado hablando con mi madre, estaba quieto, mirando hacia el mar, estaba pensando en algo triste, ya que de sus ojos caían lágrimas. De repente, empezaron a caer lágrimas de mis ojos pero yo no entendía el porque, no sentía dolor, ni angustia, ni tristeza...Empezaron a caer pequeñas gotas y el chico apartó la mirada del mar y levantó la mirada hacia el cielo y poco después dio un suspiro, finalmente se marchó de allí con la mirada fría y yo le perseguí. Llegamos a una casa, era bastante grande y me dio la impresión de que él vivía solo. El chico sacó las llaves y abrió la puerta. Al entrar se dirigía hacia una habitación, yo le perseguí. Al entrar dentro de aquella habitación, el chico se tumbó en la cama y se llevo la mano a la cabeza, yo me senté al lado suyo y tras unos minutos de silencio dijo:
- Haru: Hikari, se que estas aquí...


Continuara...






1 comentario:

  1. me encanta esta historia te felicito meari¡¡

    ResponderEliminar